Los 10 mandamientos para viajar en autobús en México

Los sucesos inesperados son los que suelen hacer un viaje inolvidable. Sin embargo, estos son también los que potencialmente pueden arruinarlo completamente. Aquí encontrarás 10 mandamientos para viajar en autobús a través de México sacando el máximo provecho de tu viaje y evitar tantos problemas como sea posible.

1. Usarás Busbud para reservar tus billetes.

Comprar billetes de autobús en México puede ser un poquito complicado. Reservar en persona con el personal de tierra erróneo puede fácilmente enredarte la vida si no dominas el español. por esta razón, las reservas por internet son la solución que debes escoger. Busbud hace fácil y eficaz tu planificación de viaje simplificándote la reserva de billetes y ahorrándote una cantidad considerable de tiempo y de problemas. Tienes una estación mundial de autobuses a tu alcance ¿por qué no aprovecharse de esta estupenda posibilidad?

Akumal, Mexico


2. Escogerás la clase correcta de autobús según tus necesidades.

Al contrario de lo que dicta la creencia popular, los autobuses en México pueden ser bastante agradables e incluso superar las expectativas iniciales. Para evitar sorpresas desagradables, investiga que tipo de autobús cuadra más con tus necesidades. hay tres clases de autobuses en México dependiendo de lo que busques en términos de comodidades y precios.

Clase de lujo (o clase ejecutiva)

La clase ejecutiva representa los autobuses de lujo. Están equipados con las últimas tecnologías como pantallas individuales de LCD para mantenerte entretenido durante el viaje. Y para viajes que quieren estar siempre conectados hay también conexión a internet a bordo, lo que es estupendo si quieres aprovechar para ponerte al día con amigos o familia, e incluso para trabajar durante el viaje.

Si lo que últimamente vas buscando es comodidad; este rango de autobuses seguro que te satisfará. Además de aire acondicionado, podrás acomodarte en amplios asientos reclinables con soporte para las piernas mientras disfrutas de un bocadilla y una bebida fresca (no será de jamoncito acompañado de una caña bien tirada, pero vamos, para pasar el rato te hace apaño, no te pongas nostálgico).

Es además la forma más rápida y eficiente de hacer el trayecto ya que esta clase de autobuses realizan la ruta sin paradas intermedias.

Primera clase

Como sucede en la clase ejecutiva, la primera clase ofrece aire acondicionado y personal de a bordo, aseos y opciones de entretenimiento. Sin embargo tendrás que sacrificar algo de espacio para tus piernas para ahorrar un poco en el precio. También es más probable que sean autobuses semidirectos que hagan una o dos paradas en ciudades medianas o grandes (semi-directos).

Si tienes suerte y dan tus huesos con un autobús de dos pisos, intenta hacerte sitio en la planta superior para disfrutar de los maravillosos paisajes de México.

Segunda Clase

Por otra parte, si nos olvidamos del aire acondicionado, el espacio para las piernas no es un problema para tí, escoge la segunda clase y sus precios amigos para todos los bolsillos. Ten en cuenta que el autobús puede parar en cualquier lugar (en mitad de ninguna parte en una carretera polvorienta por ejemplo) para recoger o dejar a pasajeros que lo cogen de manera ordinaria. Sin embargo, lo que puedes perder en términos de tiempo, lo recuperarás en ahorro económico.


3. Sabrás cómo moverte por las estaciones de autobús.

Ciudad de México tiene 4 estaciones principales, una por cada punto cardinal (Norte, Sur,Este u Oeste para los de la E.S.O. como diría el incombustible Goyo)

-Terminal de Autobuses del Sur.
-Terminal de Autobuses del Norte.
-Terminal de Autobuses de Pasajeros Oriente (TAPO)
-Terminal de Autobuses del Poniente

Cada terminal ofrece diferentes rutas para todo México (con algunas superposiciones para las más transitadas) así que asegúrate desde cuál sale tu autobús.

Para cualquier estación, los retrasos son algo bastante frecuente.. Información esencial como la lista de los destinos que se operan por parte de cada compañía, el tipo de servicios, los horarios de dichos servicios y los de los autobuses se pueden preguntar en el mostrador.

Y para ciertas comodidades, no olvides tener algo de dinero en efectivo a mano dado que entrar al aseo puede costar entre 3 y 5 dólares. También ten en cuenta que , mientras las estaciones no ofrecen conexión inalámbrica a internet, sí que tienen cajeros automáticos de los mayores bancos que operan en el país como Banamex, Bancomer o HSBC.

Algunas estaciones tienen salas exclusivas para clientes con billetes de clase ejecutiva. Estos espacios ofrecen algunas comodidades adicionales como televisión, bebidas, café y galletas.

Akumal, Mexico

4. Mantendrás bajo tu constante supervisión tus objetos personales.

Viajar en autobús por México es relativamente seguro con personal de seguridad recorriendo las estaciones de autobuses de manera regular. Pero, por supuesto, como con todo lo demás, tener un poco de precaución vale la pena. Como lo harías también en estaciones de tren o en aeropuertos. Estar alerta sobre posibles carteristas o ladrones de equipaje nunca está de más.

Una manera de prevenir el robo es mantener contigo tus posesiones más valiosas y ocultarlas a la vista en la medida de lo posible. No olvides dejar para otro día tus modelitos más “estupendos de la muerte”. Intenta vestir de manera sencilla y casual para evitar llamar la atención indeseadamente (por no decir de los indeseables).

5. Llegarás temprano.

Si llegas tarde y pierdes tu autobús, no te darán ningún reembolso. Así que te sugerimos que llegues con al menos media hora de antelación para poder capear posibles imprevistos y aún así subirte a tu autobús.

Esto es más importante aún si tienes billete de clase Ejecutiva o de Primera clase que ofrece facturación de equipaje. Muchas compañías comienzan la facturación media hora antes de la hora prevista de salida así que asegúrate de estar antes para evitar luego las aglomeraciones.

6. Dejarás lo superfluo en casa.

En lo que refiere a equipaje, las diferentes compañías tienen diversas políticas al respecto. Lo más habitual es que sólo te permitan facturar una maleta y llevar uno o dos bultos de mano a bordo, así que haz las maletas sólo con lo necesario.

7. Serás atento y amigable con el conductor.

Una sonrisa y un gracias te pueden llevar muy lejos, especialmente con alguien que estará conduciendo durante muchas horas para que no tengas que hacerlo tú. Además ¿quién no querría tener a alguien que conoce todos los entresijos del país de su parte?

Tulum, Mexico


8. Llevarás algo de abrigo para estar calentito.

Un jersey, una chaqueta o una mantita de viaje están desde luego arriba de la lista del equipaje del buen viajero. Por mucho calor que haga fuera, los autobuses pueden estar bastante fresquitos con el aire acondicionado a toda leche.

9. Mantendrás a mano pastillas anti mareos y papel higiénico.

Algunos no nos llevamos demasiado bien con las carreteras repletas de baches. los autobuses mexicanos viajan bastante rápido y en algunos recorridos puedes encontrar ráfagas de viento así que mejor llevar algo para mantener a raya los mareos. Y lo del papel higiénico… es un caso clásico de más vale que sobre a que falte.

10. Llevarás tu propia comida.

No olvides coger algunas cosas de picar y una botella de agua. No solo por el tiempo que estarás sentado en el autobús sino para las paradas también. Incluso aunque muchas de las estaciones de autobuses tienen una pequeña cafetería y algunas tiendas locales con algunos básicos, la comida que tú puedas llevar puede serte de utilidad si las ofertas no te apetecen demasiado. Además, te ahorrarás dinero.


Busca y reserva tus billetes de autobús para México directamente en Busbud.com

¿Has usado autobuses en México y tienes algunos consejos que te gustaría compartir? Háznoslo llegar en los comentarios de más abajo.